ATAS

Atas Khomp

Reducción de costos en telefonía, seguridad y practicidad

Los ATA, o Adaptadores de Telefonía Analógica, son equipos donde se puede registrar un teléfono analógico común en una operadora IP, o un PBX IP como una extensión, para realizar llamadas VoIP.

Algunos de los principales beneficios de esta aplicación son la reducción drástica de los costos con llamadas telefónicas y la transición de la infraestructura necesaria cuando se pasa del sistema de telefonía convencional a IP.

Actualmente, con el avance exponencial de las tecnologías de red de voz y datos y con la expansión de los sistemas de PBX IP en la nube, Khomp lanza dos equipos imprescindibles para cualquier tipo de escenario en que se necesiten llamadas VoIP y la infraestructura esté basada en la telefonía convencional (es decir, teléfonos analógicos). También son ideales para las oficinas pequeñas remotas o incluso las oficinas domésticas donde se necesitan pocas extensiones.

Se trata de los KAP, en los modelos KAP 302 y KAP 208. Cuentan, respectivamente, con 2 y 8 puertos FXS (extensiones) para admitir 2 u 8 llamadas VoIP simultáneas. Cada uno de los puertos FXS de los KAP se pueden registrar por separado en cualquier operadora IP, en un PBX IP local o en la nube, como extensiones de un sistema de telefonía profesional.

 

Seguridad

Además de todas las facilidades y los beneficios del uso del sistema de telefonía IP, los ATA de la línea KAP de Khomp se desarrollaron con una mayor preocupación por la seguridad de las llamadas de voz y todos los protocolos más usados en el mercado.

Uno de estos protocolos es TLS (Transport Layer Security). Se utiliza para prevenir que se escuchen, se alteren o se envíen mensajes VoIP falsos. También se emplea para evitar ataques DoS y SIP Bombing.

El SRTP (Secure Real-Time Protocol) ofrece confidencialidad y protección contra retransmisiones fraudulentas de los paquetes RTP y RTCP. Esto evita que se escuche el RTP y se manipule el códec. Antes de enviar cualquier flujo de medios, hay una negociación de claves criptográficas en las dos partes involucradas en la comunicación.

También existe VPN (Virtual Private Network), que permite el uso de una red pública (como Internet) para conectarse a redes privadas, con un alto grado de privacidad de datos mediante encriptación. De esta forma, la comunicación VoIP utiliza el recurso de VPN para que la llamada telefónica ocurra de modo seguro, incluso si el tráfico se realiza por Internet, en una especie de túnel exclusivo.

Lo ideal para aumentar la resiliencia del sistema de comunicación es el uso de todos los métodos. A fin de cuentas, la seguridad nunca es excesiva.

Al igual que ocurre con todos los productos del portafolio de Khomp, los KAP también cuentan con interfaces de configuración y supervisión y herramientas de diagnóstico web con operaciones simplificadas, así como con integración SNMP, lo que permite que el mantenimiento del equipo se realice de manera remota o incluso por Internet, cuando es necesario.